Cuál es nuestro fin...?

Gente2Gente es una web para todos lo que quieran dar su opinión, para gente que le guste leer, es una página dedicada a intercambiar ideas, pensamientos, para gente que quiera debatir y compartir

No te lo pierdas

Ir

Búsqueda personalizada

martes, 24 de abril de 2012

LOS ZAPATOS VIEJOS

imprimir entrada

Zapato Viejo = Amigo del Alma

Seguro que todos tenemos unos zapatos que nos cuesta tirar


Querido lector, aunque no lo diga, porque da vergüenza, todos, absolutamente todos tenemos en nuestro zapatero, cajonera o en el armario, un par de zapatos viejos. 
No se engañe, ni me engañe. Piense bien si no recuerda. Seguro que le viene a la mente. 
Si, ese mismo, el que tiene abandonado en un rincón, allá en la esquina, lo visualiza? esos, los que están atrás de todos. Si señor, sus zapatos queridos, ahí están...esperando!
No los tira porque en cualquier momento, decidirá en volvérselos a poner, o al menos eso cree. Sino que sentido tiene mantenerlos ocupando un lugar? 
Siente un cariño especial por ellos, son los más cómodos, los único que han cogido la forma de su pie, su forma de caminar. Con usted han recorrido largos caminos, como compañeros de viaje. Han estado en las buenas y en las malas, vamos...LOS AMA. Si los zapatos hablaran?! cuantas cosas nos enteraríamos. Fueron testigos de sus éxitos, pero también de sus fracasos y frustraciones. Estuvieron cuando reía, cuando lloraba, en cada momento de la vida, ahí, juntos. 
¿Cómo va a quedarse sin ellos?
Nunca podrías tirarlos a la basura y que terminen en un contenedor. Ni pensarlo! a pesar que ya no les des utilidad. 
Seguro que se sentirías que estás tirando parte de tu ser, como abandonado a un amigo muy querido. 

Expongo los Zapatos Viejos haciendo la comparación con un Amigo del Alma.

El zapato gastado, representa a ese Amigo que tanto amamos. Quizás, no está tan cerca. Pero sabemos que siempre está y de forma incondicional. Ese amigo que nos conoce al dedillo. Que con tan solo una mirada y sin mediar palabra, descubre que necesitamos un abrazo suyo. Ese amigo que se alegra con nuestra felicidad, que celebra de corazón, nuestros logros. Y a pesar que no todo lo vivido juntos ha sido "color de rosa", deja a un lado los rencores, ya que no restauran heridas ni corrigen el mal. Amigo, que más que amigo, es un hermano, en mayúscula, subrayado y en negrita. Amigo, que no pregunta nada y lo da todo por compartir su vida contigo. Como el zapato, que aunque ya no pueda más, sigue tirando, con la piel gastada, la suela despegada y el cordón roto. 
Un verdadero Amigo es igual, no importa si esta liado con sus cosas, siempre estará ahí. Para ese Amigo no existen horarios, ni distancias, no hay impedimentos que los pueda separar. Ese Amigo que te escucha, te aguanta todas tus paranoias, te aconseja y luego te dice: "cuenta conmigo para lo que quieras".

Ese es TU ZAPATO VIEJO, ESE ES TU AMIGO!!!



Deseo que todos tengáis un "par de zapatos viejos"  

8 comentarios:

  1. Me encantan las historias y me encanta la historia de Maute y el de zapatos gastados sigue así.
    Y gracias por las historias no me pierdo ninguna.
    Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, me anima mucho el saber que alguien me lee, y que sobre todo le guste.
      Un saludo

      Eliminar
  2. me gusta la historia , mañana pondre elcomentario

    ResponderEliminar
  3. Joer ya pasaron 6 días ? que rápido no? Pues nada , habrá que reconocer que llevo muy mal esto de los días , jejeje.-

    ResponderEliminar
  4. Ahora volviendo al tema que me trae por aquí , tengo un montón de zapatos viejos, unos los reservo para cuando pinto el piso, otros para cuando hay que hacer obras (yeso, mortero, etc). Otros simplemente están allí y no sé porque, pero están , doy fe de ello. Ocupan si ese lugar pa´náa , pero que no los tiro, que son míos, los pague yo y su dinero me costaron. Dicho esto, si se supone que son como amigos , pues caramba , que mal los eh tratado en su vida útil y que mal y peor los tengo abandonados , ya saben para que....., será que nos acordamos de los amigos , cuando los necesitamos y cuando no , pasamos de ellos?..... Joer si encima esque hasta mal debería sentirme , no por los zapatos , pero por las personas ....Algo no funciona bien en las amistades, o es falta de tiempo.(pero si los necesitamos el tiempo aparece eh). Pues nada, habra que cuidar mas lasamistades y menos los zapatos.- muaksssssss

    ResponderEliminar
  5. Ay! que me estoy emocionando...jejeje!
    ojalá sea de verdad que cuides más a tus amistades que a los zapatos viejos. Me gustó lo que has publicado, muack

    ResponderEliminar
  6. Siempre son muy queridos los zapatos viejos, yo también los tengo, un abrazo

    ResponderEliminar

Gracias por estar ahí y participar de este blog
Deja tu comentario y por último, agradecerte de nuevo por ayudarme a hacer este blog. Y pedirte una vez más que compartas este artículo en Twitter, Facebook, o en Google+1. Si te ha gustado.
Por mi parte seguiré tratando de aportar el máximo valor que me sea posible.
Gracias de veras por tu apoyo incondicional. Suscribete y sígueme.
Un saludo